En estos 20 centros se desarrollan las soluciones industriales del futuro

Dic
15
2017

El sector industrial necesita tecnologías innovadoras y expertise para acometer la transformación digital. La carrera de la digitalización ya ha dado su pistoletazo de salida y ahora es el momento de seguir impulsando los procesos de innovación y desarrollo.

En este panorama tan competitivo, Siemens se ha convertido en la primera empresa del mundo en establecer 20 centros destinados a desarrollar aplicaciones digitales para sus clientes del sector de la industria. ¿El objetivo? La meta prefijada es que hasta 900 desarrolladores de software, especialistas en datos e ingenieros estén trabajando junto a los clientes en estos centros para desarrollar innovaciones digitales para análisis de datos y machine learning.

Centro de Aplicaciones MindSphere - Nube de Siemens

Cada uno de estos hubs, llamados Centro de Aplicaciones MindSphere para ofertas digitales están ubicados en un total de 17 países diferentes y están desarrollando nuevas soluciones en la plataforma en la nube de Internet of Things MindSphere. Para estar cerca de sus clientes, la compañía ha distribuido sus 20 centros a través de 50 localizaciones situada en 17 países diferentes alrededores del mundo.

Hoy alrededor de 1 millón de dispositivos y sistemas están conectados a Mindsphere y esta cifra está cerca de alcanzar los 1.25 millones para el final del año fiscal 2018. A comienzos de enero de 2018, MindSphere estará también disponible en Amazon Web Services. Esta asociación supone que Siemens, el líder del mercado mundial en automatización industrial, se sitúe junto al número uno internacional en soluciones en la nube. Como resultado, los usuarios:

  • disfrutan de los beneficios de contar con un entorno de desarrollo más potente
  • cuentan con importantes funciones de análisis adicionales
  • disponen de una mayor conectividad

Estas son las aplicaciones industriales y los servicios digitales de MindSphere

Gracias a MindSphere se pueden capturar cantidades enormes de datos generados por el sistema de forma rápida y eficiente, evaluados y utilizados, por ejemplo, para mejorar el rendimiento y la disponibilidad del sistema. Esta tecnología también ayuda a los clientes a evaluar y emplear sus datos para obtener nuevos tipos de información. Y es que se pueden predecir y prevenir tiempos de inactividad y extraer conclusiones sobre un producto y su proceso de fabricación. Además, los usuarios también pueden desarrollar desde modelos comerciales completamente nuevos, hasta vender horas de funcionamiento de la máquina y, por lo tanto, ofrecer menos soluciones de capital intensivo.

La inversión en I+D acelera el proceso de innovación

Para acelerar aún más el proceso de innovación, Siemens aumentará de nuevo sus gastos de investigación y desarrollo (I+D) en 2018 e invertirá una suma adicional de alrededor de 450 millones de euros. Como resultado, el gasto en I+D aumentará desde alrededor de los 5.200  millones de euros en el año fiscal 2017, hasta más de 5.600 millones de euros en 2018.

Más de 3 mil millones de euros de los gastos de I+D de la empresa se dieron en Alemania en el año fiscal 2017. Desde 2014, las inversiones de Siemens en I+D han aumentado alrededor de un 40%. Para el año fiscal 2018, Siemens destinó unos 500 millones de euros a gasto de I+D para las tecnologías centrales de la compañía, que incluyen campos innovadores como fabricación aditiva, robótica autónoma, análisis de datos e inteligencia artificial y gemelos digitales, pero también electrónica de potencia y sistemas de energía distribuida. En el año fiscal 2017, Siemens tenía alrededor de 40.000 empleados dedicados a I+D en todo el mundo, de los cuales unos 13.700 estaban en Alemania, aproximadamente 6.500 en los Estados Unidos, aproximadamente 2.700 en China y alrededor de 6.800 en India.

Related Post

Comentarios

Se el primero en comentar.

Deja un comentario

¡Compártelo!