Ahora los semáforos piensan por ti

Feb
12
2016

Las grandes ciudades se enfrentan diariamente al reto de manejar de forma eficiente sus carreteras para conseguir aligerar sus enormes flujos de tráfico y, por ende, reducir la alta contaminación por dióxido de carbono que producen. En la capital se realizan a diario en torno a 8,1 millones de desplazamientos y Barcelona tuvo en 2015 el dudoso honor de ser la urbe más congestionada, ambos récords negativos que siguen poniendo a prueba las infraestructuras de las dos ciudades y la gestión de las mismas. Además, la congestión vial representa un problema “caro”, y no solo en términos medioambientales, ya que las pérdidas económicas que genera coinciden aproximadamente con el 3% del PIB anual.

soluciones-tráfico-siemens

Por ello, en los últimos años resolver el problema de los atascos se ha convertido en una prioridad para las urbes que tienen el objetivo de conseguir que el tráfico sea más eficiente, sostenible y seguro. Ante tan compleja situación, Siemens ha desarrollado soluciones de software y hardware para sistemas de tráfico cooperativos e inteligentes que ayudan a los usuarios de las carreteras a que lleguen a sus destinos de forma más rápida, segura y minimizando el impacto en el medioambiente. Dichas soluciones se están testeando en el marco del proyecto de la UE ‘Compass4D y funcionan gracias al intercambio de información entre los conductores y los semáforos.

Los tests, que comenzaron en el año 2013 y acaban de finalizar, ya han evaluado el tráfico de las ciudades de Burdeos, Copenhague, Helmond, Tesalónica, Verona y Vigo mientras que, actualmente, en New Castle se están analizando las principales arterias tras su equipamiento con sensores y unidades de comunicación.

Pero, ¿cómo se testea el tráfico de una ciudad?

Concretamente, se han equipado con unidades de comunicación: doce vehículos de un servicio de ambulancias, dos coches eléctricos proporcionados por la Universidad de Newcastle y 20 sistemas de señalización. Las unidades a bordo de los coches transmiten mensajes sobre su estado a las unidades integradas en los semáforos, a un ritmo de diez veces por segundo. A su vez, estas remiten la información a los centros de control, mediante una red WLAN estándar especialmente diseñada para sistemas inteligentes de tráfico.

En los tests que se han realizado, los conductores han podido:

  • Visualizar en una Tablet toda la información relativa al tráfico gracias a una APP
  • En ella, recibir información sobre la duración de los semáforos
  • indicaciones sobre la velocidad a la que hay más probabilidades de encontrar luz verde o roja

Los centros de control pueden utilizar los datos de la intercomunicación para, por ejemplo, dar prioridad de paso a los equipos de emergencia o de seguridad. De este modo, la intercomunicación entre los vehículos y las infraestructuras está optimizando la progresiva automatización del tráfico urbano.

La Universidad de Newcastle lidera el proyecto, con la participación del ayuntamiento de la ciudad y de Siemens, principal responsable de las unidades de comunicación de los semáforos y del intercambio de datos entre los coches y el centro de control.

147_s103_renfe_teaser Siemens Mobility

Integramos sistemas de transporte para hacer más eficiente la movilidad global. Para ello, desarrollamos soluciones para tráfico por carretera, logística aeroportuaria, automatización postal y transporte ferroviario para personas y mercancías, tanto en el ámbito urbano como entre ciudades y países.

Related Post

Comentarios

  1. 5 APLICACIONES DEL INTERNET DE LAS COSAS EN TU VIDA COTIDIANA | T-Organiza Servicios Documentales - […] de sensores, facilitan el flujo de medios de transportes, ciclistas y peatones. ¿Un ejemplo? En New Castle, gracias al equipamiento de…

Deja un comentario

¡Compártelo!