¿Cómo puede reducir Nueva York el 90% de su huella de carbono para el año 2050?

Ago
16
2013

Uno de los motivos por los que, hasta ahora, no se tenía en cuenta la contaminación por CO2 es porque es un gas incoloro e inocuo, es decir, que no se percibe claramente. Sin embargo, es una de las partículas más dañinas para el medio ambiente, si se concentra en grandes cantidades, ya que es una de las principales protagonistas del efecto invernadero.

Para que nos hiciésemos una idea de cómo afecta en CO2 a nuestro entorno, el Ayuntamiento de Nueva York creó un vídeo en el que se ve, de manera muy visual, los efectos de la polución en el día a día de la Gran Manzana.

Fuente: Carbon Visuals

Gracias a él, podemos comprender mucho mejor qué significan los 54 millones de toneladas de dióxido de carbono que la ciudad emite cada año a la atmósfera o, lo que es lo mismo, dos toneladas por segundo. De esta cantidad, el 75% procede de los edificios y el resto del transporte.

Los autores del vídeo asumen que una tonelada de CO2 rellenaría una esfera de unos 10 metros de diámetro y se preguntan qué pasaría si las emisiones se produjeran en un mismo punto de Manhattan. El resultado es que las esferas de dióxido de carbono formarían una pila que alcanzaría la mitad del edificio Empire Estate en la primera hora. Después de un día, las enormes pelotas de dióxido de carbono cubrirían casi por completo el edificio y sus alrededores. Finalmente, después de un año, toda la isla quedaría sepultada por sus propias emisiones.

Este problema tiene solución y así lo afirma Urban Green Council. Según su informe “90 by 50”, Nueva York podría reducir el 90% de sus emisiones de carbono para el año 2050 a través del uso de tecnologías ya existentes y sin un esfuerzo desmedido.

Tras analizar varios tipos de residencias y comercios, apuntan que este objetivo se puede conseguir si se adaptan sus edificios con medidas más eficientes y que reduzcan su consumo energético, entre las que destacan:

•    Sustituir sus ventanas por otras con triple acristalamiento que eviten las pérdidas de calor.

•    Aislar todas las fachadas, puertas y cristales.

•    Instalación de paneles solares para captar energía y autoabastecerse.

•    Limitar en número de ventanas para que no cubran más de un 50% del edificio.

•    Cambiar la calefacción central de vapor por bombas de calor.

•    Añadir extractores que recuperen el calor generado para controlar la acumulación de humedad, mejorar la calidad del aire de sus residentes y evitar el crecimiento de moho.

Además de sus infraestructuras, el informe propone mejorar las redes energéticas, instaurar transporte público y de mercancías mediante sistemas híbridos o eléctricos, y un mayor énfasis en la reducción de residuos y el tratamiento de aguas residuales.

Se calcula que el ahorro energético estimado es de más de 147.000 millones de dólares por un coste cercano a los 20.000 millones. Una inversión mínima si se compara con los enormes beneficios que puede generar.

¿Estás pasando tus vacaciones en una ciudad sostenible? ¡Enséñanoslo! Se fotógrafo por un día y mándanos aquellos elementos que identifiquen el sitio dónde te encuentras como sostenible. El que más votos consiga en Instagram, ganará una estupenda SmartBox. Tienes hasta el próximo 1 de Septiembre. ¡ANÍMATE!

Para más información, pincha aquí.

Concurso #ciudadSiemens
Este verano queremos que compartáis con nosotros las fotos de los lugares y ejemplos de sostenibilidad que veáis durante vuestras vacaciones.
 ¿A qué esperas a participar en nuestro concurso #ciudadSiemens? Podrás ganar un fantástico regalo para pasar un momento inolvidable con la persona que tú elijas.

Comentarios

Se el primero en comentar.

Deja un comentario

¡Compártelo!