El beneficio de las tecnologías limpias triplica la inversión y mejora el medio ambiente

May
14
2013

La Organización de las Naciones Unidas ha advertido que, en 2050, el 75% de la población mundial vivirá en ciudades. Este dato obliga a reflexionar sobre cómo las nuevas urbes absorberán la población y gestionaran los recursos existentes si quieren garantizar la calidad de vida de sus habitantes de una manera sostenible.

Elaboración propia

Ante los grandes cambios medioambientales, demográficos, económicos y de escasez de recursos a los que hacemos frente hoy en día, las innovaciones tecnológicas representan una realidad de importantes oportunidades para contribuir a construir un mundo más sostenible para todos.

En este escenario, las tecnologías “verdes” son una industria de importancia estratégica porque están relacionadas con modelos de negocio que combinan la rentabilidad económica y eficiencia en costes con una reducción del impacto ambiental y el consumo de recursos necesarios para la actividad económica.

De hecho, la ONU insta a invertir en tecnologías ecológicas para lograr revertir los efectos del cambio climático, la pobreza y los problemas económicos que afectan a gran parte del planeta. Según el Plan de Acción de Eco-Innovación de la Unión Europea y la Agencia Internacional de la Energía (AIE), esta industria consigue:

•    Beneficios que triplican el coste de la inversión inicial
•    Ahorrar 100 billones de euros en combustibles para 2050
•    Dar empleo a 3,4 millones de personas (más que la industria química o fabricante de coches)
•    Facturar 319.000 millones de euros y crecer a un ritmo del 8% anual en Europa
•    Reducir los niveles de contaminación atmosférica un 20%

De hecho, la AIE prevé que la combinación del ahorro de energía y fuentes renovables evitaría el uso de casi 9.000 exojulios de aquí a mediados de siglo, lo que equivale a más de 15 años de demanda mundial de energía al ritmo actual.

Entre estas últimas citó la electricidad solar por concentración, la eólica marina y, sobre todo, la captura y almacenamiento de CO2 (CCS). Según sus cálculos, la CCS podría aportar, de aquí a 2050, el 20 % de las disminuciones de emisiones de gases de efecto invernadero necesario para cumplir con el escenario de un calentamiento global limitado a dos grados.

La eficiencia energética es lo que ofrece el mayor potencial para mejorar la seguridad energética y disminuir las emisiones de dióxido de carbono, principales responsables del calentamiento climático. En concreto, las tecnologías asociadas a la eficiencia recortaría la intensidad energética (la cantidad de energía necesaria para producir un punto de Producto Interior Bruto suplementario) en dos tercios para 2050.

Algunos países empiezan a destacar ya como un referente internacional, un papel que les puede reportar grandes beneficios económicos y ambientales de aquí a los próximos años. Según el Global Cleantech Innovation Index 2012, informe del grupo Cleantech y la organización conservacionista WWF, los diez principales países del mundo en el campo de las tecnologías limpias el año pasado fueron, por orden: Dinamarca, Israel, Suecia, Finlandia, Estados Unidos, Alemania, Canadá, Corea del Sur, Irlanda, y Reino Unido.

Los responsables del Índice, que evaluaron diversos factores como inversiones públicas y privadas, políticas gubernamentales o desarrollo de tecnologías innovadoras, clasificaron a España en el puesto 21.

Eficiencia Energética
Las ciudades son las impulsoras del crecimiento del futuro. Además el crecimiento exponencial de las áreas urbanas ofrece oportunidades de desarrollo, empleo y aumento de la prosperidad. Siemens es el socio perfecto para las ciudades en todo lo relacionado con el desarrollo sostenible de infraestructuras urbanas con productos, soluciones y modelos de financiación eficaces.

Comentarios

Se el primero en comentar.

Deja un comentario

¡Compártelo!