El Top 10 de ciudades a la vanguardia de la sostenibilidad ambiental

Sep
20
2013

Las ciudades ofrecen bienestar y calidad de vida a sus ciudadanos. Sin embargo, la alta concentración de población provoca un aumento de la contaminación y de los residuos urbanos. En un mundo envuelto en una transformación económica vertiginosa, las acciones en materia de sostenibilidad y eficiencia proporcionan grandes ventajas competitivas. Muchas urbes han tomado conciencia de este mensaje y ya han puesto en marcha programas para hacer frente a la disminución de los recursos naturales y a los problemas derivados del calentamiento global.

Siemens y C40 (Climate Leadership Group Cities, que agrupa a 40 ciudades que intercambian conocimientos técnicos para enfrentar el cambio climático) han premiado a 10 capitales mundiales que han demostrado la excelencia en la sostenibilidad urbana y el liderazgo en la lucha contra el cambio climático.

Los ganadores de las diez categorías se anunciaron durante una ceremonia que tuvo lugar en el centro de innovación londinense “The Crystal”. Éstas son las ciudades ganadoras de los premios “Liderazgo Climático de las Ciudades” (City Climate Leadership Awards):

•    Bogotá (Transporte Urbano): El sistema TransMilenio permite movilizar al 70% de la población que viaja en transporte público y ha logrado reducir sus emisiones en aproximadamente 350,000 toneladas al año. Además, la capital de Colombia ya cuenta con su primera hornada de taxis eléctricos y se pretende sustituir toda la flota de buses con sistemas híbridos o eléctricos para 2024.

•    Copenhague (Planificación y Medición de Carbono): se ha propuesto reducir progresivamente su huella de carbono con el objetivo de convertirse en la primera ciudad “neutral de carbono” del mundo para el 2015. Además, pretenden reducir un 20% el consumo de los centros comerciales, un 10% en los hogares y un 40% en los edificios públicos. El alumbrado de las calles usará un 50% menos de energía y toda la electricidad de la ciudad provendrá de fuentes renovables para el año 2025.

•    Melbourne (Eficiencia Energética y Medio Ambiente): El programa “Edificios Sostenibles” busca apoyar a propietarios y administradores en la tarea de mejorar la eficiencia energética y la gestión del agua. El gobierno ha establecido el objetivo de reducir las emisiones del sector comercial en un 25% y del sector residencial en un 20%.

•    Ciudad de México (Calidad del Aire): aunque es la ciudad más contaminada del planeta, cuenta con una estrategia para reducir las emisiones de CO2, puesta en marcha desde hace dos décadas. Se trata del programa ProAire que ya ha demostrado una reducción significativa de la contaminación del aire gracias a un sistema de transporte bajo en emisiones, reforestación y áreas verdes, educación ambiental e investigación científica.

•    Munich (Energía verde): líder en esta categoría por su iniciativa de alcanzar el abastecimiento energético de la ciudad completamente con fuentes renovables para el año 2025 . Hasta ahora, la ciudad ha logrado este objetivo en un 37 % y, en el año 2015, los proyectos eólicos harán que esa cifra suba a un 80%.

•    Nueva York (Adaptación y Resiliencia): tiene como objetivo reconstruir las comunidades afectadas por el huracán Sandy e incrementar la capacidad de la infraestructura de la ciudad de sobreponerse a este tipo de desastres.

•    Rio de Janeiro (Comunidades Sostenibles): el Programa Morar Carioca tiene por objetivo “formalizar” y volver a urbanizar todas las favelas de Río de Janeiro en 2020, con una combinación de mejor paisajismo, infraestructura, herramientas educativas y medidas que ayudarán a mejorar la salud y el bienestar del 20% de la ciudad población que vive en estos asentamientos.

•    San Francisco (Gestión de Residuos): los esfuerzos por ser una urbe con “cero residuos” han llevado a reducir hasta el 80% el número de basura derivada a los vertederos. Estos residuos son reciclados o usados para compostaje.

•    Singapur (Ciudad con Infraestructura Inteligente): El Sistema de Transporte Inteligente ha permitido que la capital goce de las tasas más bajas de congestión para una ciudad de sus dimensiones. Esto ha sido posible mediante el funcionamiento integral del sistema de transporte, con la ayuda de tecnologías como GPS integrado a taxis o sistemas de información en tiempo real.

•    Tokio (Finanzas y Desarrollo Económico Sostenible): El programa de intercambio de emisiones puesto en marcha en abril de 2010 permitió reducir, en su primer año, un 13% las emisiones de CO2.

Ante la lentitud en la ejecución de políticas nacionales e internacionales, las ciudades ganadoras han sido capaces de marcar la ruta hacia un futuro sostenible.

Comentarios

Se el primero en comentar.

Deja un comentario

¡Compártelo!