La tradición relojera desvela su lado digital

Abr
7
2017

Cada segundo es tan importante como cada milímetro y es algo que saben bien los artesanos de la tradición relojera. Aunque la mayor parte de sus trabajos sigue siendo manual y requiere de mucha paciencia y precisión, la tecnología puede ayudarles en sus laboriosas tareas.

¿Un ejemplo? En el pequeño pueblo alemán Glashütte en Sajonia, que cuenta con una tradición relojera de más de 150 años, se encuentran numerosas empresas dedicadas a esta actividad, entre ellas, Grossmann Uhren, fundada en 2008 por Christine Hutter.

solid edge siemens - tradición relojera

 

La tradición relojera reliza un trabajo en el que cada detalle cuenta

grossmann siemensEste fabricante tiene que garantizar la calidad en todos los procedimientos -desde el desarrollo del producto  hasta su puesta en producción- para satisfacer las demandas de sus exclusivos clientes. Y para eso, necesita contar con las herramientas más vanguardistas.

Esa fue la razón por la que la relojera alemana decidió elegir el sistema CAD Solid Edge del software PLM de Siemens.

Gracias a esta potente herramienta, la compañía puede llevar a cabo las siguientes tareas:

  • informatizar el diseño del reloj
  • hacer los diseños a mano alzada y tomarlos como base para crear dibujos en 2D
  • establecer la disposición de los componentes en diferentes niveles del mecanismo del reloj
  • trabajar en bocetos en 3D

Este proceso permite a Grossmann Uhren realizar todos los cambios o variaciones que sean precisas mucho más rápido que antes. Pero no sólo eso. Con Solid Edge pueden determinar qué herramientas serán necesarias para fabricar el reloj, algo muy importante si tenemos en cuenta que muchas de las piezas son tan pequeñas que no se pueden montar con un equipamiento estándar. La adopción por parte de Grossmann de herramientas como Solid Edge representan un claro ejemplo de como la tecnología puede ayudar al arte de los relojeros artesanales.

 

Related Post

Comentarios

Se el primero en comentar.

Deja un comentario

¡Compártelo!