Mi nombre es Ruetz. Harald Ruetz

Nov
6
2015

Hoy James Bond vuelve a dar el salto a la gran pantalla con “Spectre, la vigesimocuarta película de este amadísimo personaje que ha acompañado distintas generaciones en los últimos cincuenta años. Una saga que, con sus altibajos, ha conseguido emocionar al público a base de persecuciones infartantes, estrambóticos villanos, bellísimas mujeres y, por supuesto, gracias al carisma magnético de Bond, el héroe con licencia para matar. Pero, para que las películas funcionasen como una bomba de relojería, a estos ingredientes esenciales los directores han sabido añadir siempre un elemento sugestivo: la escenografía.

James Bond_Spectre

Copyright © Sony Pictures. On the right, videos on “The Making of Spectre” and the official film trailer.

El impresionante telón de fondo nutre la línea estética de este cine de aventura protagonizado por el agente 007 convirtiéndose en una característica imprescindible que tampoco ha faltado en esta última entrega. En su periplo contra el mal, el temido espía pasa por México, Italia, Marruecos y también por los Alpes austriacos, localidad donde le vemos actuar a más de 3000 metros de altura. Para poder grabar en este increíble escenario natural, se utilizó un sistema de producción de nieve totalmente automatizado de Siemens que consistía en bombear el agua hasta las laderas de las montañas escarpadas donde estaban funcionando los cañones de nieve.

Daniel Craig, a.k.a .James Bond, pone en peligro su vida en una trepidante carrera de coches en altura, donde le persigue también un avión que planea a través del valle nevado. Aunque no se vea, alguien más está presente en esta acción: es Harald Ruetz, la persona encargada de asegurarse que el impávido agente Bond tenga suficiente nieve bajo sus pies, sus esquís y también bajo los neumáticos de su coche.

Ruetz es el responsable de los cañones de nieve de Söldan, la estación turística del sur de Austria donde transcurre esta parte del filme. Más concretamente, Harald Ruetz se ocupa de los sistemas de automatización que permiten el funcionamiento de estas máquinas de nieve artificial.

Se trata de un sistema de nieve artificial que

  •  consta de un depósito de almacenamiento de 412.000 metros cúbicos
  •  cuenta con cinco estaciones de bombeo de nieve
  •  se encuentra en una zona de esquí entre 2000 y 3100 metros de altura

El suministro y la automatización son llevadas a cabo por Siemens Industry Automation, soluciones que permiten la distribución de agua en superficies con grandes diferencias de altura. Una vez más, los recursos tecnológicos hacen realidad lo que se consideraba hasta hace poco… misión imposible.

Digital Factory and Process Industries & Drives 

Siemens es el partner tecnológico para un desarrollo industrial sostenible y eficiente gracias a soluciones integrales en automatización, software industrial, soluciones de eficiencia energética y un amplio conocimiento de los mercados  verticales y servicios asociados.

Related Post

Comentarios

Se el primero en comentar.

Deja un comentario

¡Compártelo!