Nuestros hogares, fuente de energía (Parte I)

Oct
26
2011

Los avances tecnológicos están permitiendo que las viviendas puedan auto-abastecerse con energías renovables, reduciendo el consumo de combustibles fósiles y las emisiones de CO2.

Esta tendencia está introduciéndose poco a poco en nuestro país, de hecho, según datos del 2011, un 6,59% de la población asegura tener un sistema de estas características instalado en sus hogares. Los productores del sector esperan que la cifra aumente y alcanzar la fórmula “20-20-20” estipulada por la Unión Europea de cara al 2020. Esta fórmula supone reducir un 20% el consumo energético en los hogares,
Veamos algunas de los sistemas disponibles para generar energía en nuestros hogares:  disminuir un 20% la contaminación ambiental y aumentar un 20% el uso de las energías renovables.

Bombas de calor geotérmico

Se instalan en el subsuelo de las casas y permiten obtener energía extrayendo el calor de la tierra, cuya temperatura ronda los 15º C y se mantiene estable a lo largo del año.
Su funcionamiento es parecido al sistema de aire acondicionado. Si este se caracteriza por expulsar el calor de nuestra casa a la calle, la bomba de calor geotérmica extrae el calor del subsuelo y lo utiliza para obtener energía y calentar la vivienda en invierno, refrigerarla en verano o producir agua caliente.
Se trata de una de las opciones más eficientes, sostenibles y ecológicas de climatización que existe en la actualidad.

Sistemas fotovoltaicos

Se pueden instalar en las fachadas y azoteas de las viviendas y permiten aprovechar la luz solar para generar electricidad. Con una instalación doméstica a base de paneles fotovoltaicos, podremos abastecer de energía a nuestra vivienda, reduciendo la factura eléctrica en un 30%.
Para evitar el impacto visual de las placas solares tradicionales de los tejados, los diseños en estos sistemas están cambiando y en la actualidad es posible encontrar sistemas con forma de planta trepadora para las fachadas, siendo posible incluso elegir el color de cada hoja.

Related Post

Comentarios

  1. Nuestros hogares, fuente de energía (Parte II) - [...] Navegador de artículos ← Anterior [...]

Deja un comentario

¡Compártelo!