Siete años de trabajo para volver a cantar ¡CAMPEONES, CAMPEONES!

Mar
19
2014

Este año el fútbol vuelve a tener una cita ineludible. El próximo mundial ya está a la vuelta de la esquina y es que entre el 12 de junio y el 14 de julio, las calles volverán a paralizarse mientras “La Roja” se juega la renovación del título de campeona del mundo en Brasil.

Además de la euforia y emoción que generan, este tipo de eventos son un escaparate ideal para las ciudades anfitrionas y una lanzadera para su desarrollo económico. A la hora de organizar grandes eventos deportivos, las ciudades deben estar preparadas para ello y por eso, desde que en 2007 el Comité Ejecutivo de la FIFA designara a Brasil como sede del Mundial de fútbol de 2014, las construcciones y mejoras no han cesado en Sao Paulo y Brasilia.

Las inversiones en infraestructuras son claves para el éxito del campeonato y fundamentales para mejorar la calidad de vida de las futuras generaciones. De estas inversiones, sólo entre un 10 y un 20% del presupuesto se dedica específicamente a las instalaciones propias del evento como los estadios de fútbol. El 80-90% restante se dirige a infraestructuras diseñadas por y para la ciudad anfitriona: nuevas carreteras, sistemas de control de tráfico, aeropuertos, estaciones de metro, sistemas de seguridad, hoteles e incluso, nuevas centrales de energía.

De ahí que todas estas inversiones hayan contribuido al desarrollo económico de Brasil, que se encontraba en un punto de inflexión. Este gran evento ha acelerado sus proyectos de infraestructuras, sentando así las bases de un crecimiento sostenible. Siemens ha contribuido en muchos de estos proyectos:

–   El estadio Mane Garrinche, que abrirá el Mundial, cuenta con los sistemas de seguridad de la compañía y está equipado con tecnología de eficiencia energética, lo que lo convierte en el primer estadio con certificado LEED platinum.

–   La multinacional también ha construido una planta de ciclo combinado, UTE Mauá, que facilitará a la región afrontar con éxito los incrementos que se esperan en la demanda de energía.

–   En el aeropuerto internacional de Sao Paulo se han instalado sistemas de baja- media tensión y una estación transformadora. Ambos necesarios para el crecimiento de la demanda de energía que supone la nueva terminal TPS3, infraestructura que recibirá a 40 millones de personas durante el Mundial de fútbol.

–   Por último, pero no menos importante, el software y los sistemas de automatización de Siemens que utiliza la compañía de agua brasileña Sabesp han dado acceso a agua potable a los 20 millones de personas que viven en la región metropolitana de Sao Paulo.

En definitiva, siete años de mucho trabajo para conseguir que el Mundial de fútbol de Brasil 2014 sea un éxito en todos los aspectos y que podamos volver a cantar al ritmo de… ¡CAMPEONES, CAMPEONES..!.

Soluciones para infraestructuras:

Como proveedor de servicios, integrador de sistemas y vendedor de productos, Siemens Building Technologies tiene soluciones para automatización de edificios, calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC), protección contra incendios y seguridad.

Related Post

Comentarios

Se el primero en comentar.

Deja un comentario

¡Compártelo!