La transición energética que necesita España

Feb
2
2018

El mercado de la electricidad está inmerso en una transición sin precedentes. Los avance tecnológicos, los cambios en la demanda, la expansión demográfica y los compromisos en la lucha contra el cambio climático son aspectos clave a tener en cuenta a la hora de responder a las futuras necesidades del consumo eléctrico. Se espera que la demanda de energía primaria aumente 1/3 para el 2030, y la demanda global de electricidad crezca 2/3 – tres veces más rápido que el ritmo al que crece la población mundial.

Para poder cubrir estas necesidades, no cabe duda que habrá inversión en infraestructura de generación y redes. No obstante se desconoce qué sistema energético del futuro dará con la respuesta al Acuerdo de París, garantizando al mismo tiempo el suministro para una población ávida de energía primaria y electricidad.

Pongamos como ejemplo a Alemania. Se ha marcado metas muy ambiciosas para conseguir un sistema energético sostenible, eliminando del mix la energía nuclear para 2022, apostando por una producción eléctrica renovable del 80% para 2050 y por una reducción en un 80% de emisiones de gases de efecto invernadero entre 1990 y 2050.

En su matriz energética, la aportación de estas emisiones relacionada con actividades de generación de electricidad es de un 42%. Alemania ha conseguido acompañar su creciente demanda eléctrica (debido a su sostenido crecimiento económico) con un incremento de producción renovable hasta sumar hoy un 30% del total. No obstante tan sólo se han conseguido reducir un 1% sus emisiones de CO2 respecto a 1990. Según esto, ¿hay esperanzas para un sistema sostenible a futuro?

Siemens España Power & Gas

¿Cómo nos preparamos para hacer viable esta transición?

El primer paso para contribuir a esta transformación es acompañar a factores estructurales clave como son el económico, medioambiental y social con la viabilidad tecnológica para hacer de la transición una realidad sostenible en el futuro. Para averiguarlo, debemos saber qué cambios tecnológicos se deben implementar en los próximos 30 años, el coste que ello conlleva y cuándo es el momento adecuado para dar estos pasos. Para el caso concreto de Alemania, Siemens propone llevar a cabo un plan basado en cuatro pilares:

  1. Integración de energía renovable: para conseguir un 80% de participación en la generación general de electricidad para 2050, se necesita una ampliación de la red y un refuerzo y renovación tanto del servicio de red como de sus respectivas soluciones de almacenamiento. La digitalización de la red y su gestión inteligente serán una aportación clave para dar estabilidad a a las redes de transmisión y distribución.
  2. Transformación de la generación de electricidad convencional en plantas de energía flexibles bajas en carbono, que garantizarán la seguridad del suministro de energía y aportan estabilidad al sistema.
  3. Un enfoque de “acoplamiento sectorial” para el sector de la calefacción distribuida, el transporte y la industria a través de una combinación de electrificación y utilización de combustibles sintéticos como, por ejemplo, el hidrógeno.
  4. Intensificar esfuerzos en eficiencia energética en todo espectro como base para reducir la demanda global de energía primaria y eléctrica.

La división de Siemens Power and Gas se ha centrado en desarrollar la tecnología necesaria para  responder a estos nuevos desafíos del sector, tanto a nivel tecnológico como en su competitividad. Prueba del valor añadido de los productos Siemens y su aceptación en el mercado, es que hemos conseguido aumentar nuestra cuota de mercado hasta alcanzar un 46% en el último trimestre de este pasado año fiscal 2017. Este aumento de cuota de mercado se debe en gran parte a una línea de negocio basada, de un lado en desarrollar mejoras tecnológicas con el fin maximizar el valor del activo en su aumento de eficiencia, flexibilidad y disponibilidad y reducir los costes del producto y sus servicios.

Por otro lado, estamos financiando proyectos energéticos para implementar nuestra visión e impulsar el cambio en el sistema. Hay que tener en cuenta que las inversiones en el sector requieren grandes  cantidades de capital para implementar nuevas tecnologías, cuyo plan de amortización requiere de un
exitoso plan de introducción de los productos en los mercados acompañados de marcos regulatorios estables a largo plazo.

Mayor eficiencia en las plantas de generación eléctrica

Para conseguir una mayor eficiencia en la generación de electricidad, Siemens está desarrollando una serie de mejoras tecnológicas en todo su portfolio de turbinas de gas. Con estas turbinas, nuestros  clientes se beneficiarán de un aumento del rendimiento para poder competir en mejores condiciones en el mercado. Concretamente, con las avanzadas turbinas de gas de clase HL, Siemens ha conseguido alcanzar niveles de eficiencia más allá del 63% y se ha fijado el objetivo (a medio plazo) de alcanzar el 65%. Además, Siemens acaba de lanzar su turbina de gas industrial SGT-800 con una potencia de 57 megavatios (MW) y una eficiencia eléctrica de más del 40% en la aplicación de ciclo simple.

En una configuración de ciclo combinado la potencia de salida es de 163 MW con una eficiencia neta de más del 58,5%, en una configuración 2X1. Actualmente, la SGT-800 está disponible con rango de potencia de 47,5 MW a su versión mejorada de 57 MW. Este desarrollo está dirigido principalmente a los productores de energía industrial y a las compañías de petróleo y gas que tienen una demanda de energía particularmente alta. Siemens contribuye así a satisfacer la creciente demanda mundial de generación de energía distribuida, ofreciendo un producto de gama alta para estas aplicaciones.

Financiar hoy las necesidades energéticas del mañana

El cierre financiero de los proyectos requiere de diferentes garantías para que el inversor decida respaldar un proyecto energético. Créditos a la exportación, coberturas, participación con Equity, estructura de deuda, y el tipo de regulación, impactan de forma decisiva de cara a poder avanzar
en el proceso de transformación del sistema energético del futuro. Siemens ofrece servicios de asesoría financiera, codesarrollo de proyectos e incluso participación de la inversión si de ello depende hacer realidad la transición necesaria derivada de la agenda energética de cada uno de los países en que operamos. Con una red global de profesionales especializados en la financiación de proyectos  energéticos, la empresa proporciona experiencia avalada por los más de 160 años de innovación industrial, solidez financiera y gestión de riesgos dentro de su división Siemens Financial Services (SFS).

Autor: Álvaro Solano Figueridodirector de ventas Power and Gas en Siemens España.

Related Post

Comentarios

Se el primero en comentar.

Deja un comentario

¡Compártelo!