Una Unión Europea con más renovables y menos contaminación para 2030

Mar
27
2013

En 1990, el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC) afirmó que, si seguimos a este ritmo de emisiones, la temperatura mundial aumentaría 0,3º cada diez años. Dato alarmante ya que estos valores solo se habían registrado cada 10.000 años. Por este motivo, muchos organismos pusieron la voz de alarma y comenzaron a proponer diferentes acciones para mitigar el cambio climático que se estaba causando.

Desde entonces, la Unión Europea ha sido uno de los organismos que más ha apostado por imponer medidas a todos sus estados miembros. Entre ellas, destaca la aprobada en 2001 y que buscada reducir sus niveles de contaminación de cara a 2010. Los resultados fueron medidos por la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA) y se afirma que se han cumplido varios objetivos como:

•   Reducción de la acidez de los suelos y el agua dulce (mejorando así el desarrollo de plantas y seres vivos)
•   Disminución de partículas muy contaminantes (ver gráfico)

Sin embargo, en el informe “Evaluación del progreso de la Directiva de Emisiones Nacionales en la UE”, se puede observar que aún hay muchos países que superan los límites legales de concentración de gases contaminantes. De hecho, España es el país con peores resultados de toda la UE.

Además, los responsables de este organismo estiman que un tercio de los ciudadanos europeos están expuestos a contaminantes por encima de lo deseable para proteger su salud.

Por este motivo, la Unión Europea se ha propuesto un nuevo objetivo más ambicioso: reducir un 40% las emisiones de gases de efecto invernadero y aumentar el porcentaje de energías renovables al 30% para 2030. Según la Agencia Reuters, esta nueva propuesta va encaminada a cumplir con el recorte del 80-95% en las emisiones de gases contaminantes a mediados de siglo, como ya se estableció en el calendario de los Veintisiete.

El actual Plan 20-20-20 tiene como objetivo reducir los gases de efecto invernadero en un 20% sobre los niveles de 1990, aumentar la cuota de las energías renovables hasta el 20%y mejorar la eficacia energética en un 20%. El nuevo documento, aún pendiente de su publicación, pretende suceder estas metas y mejorar el entorno para poder tener un futuro más sostenible.

Comentarios

Se el primero en comentar.

Deja un comentario

¡Compártelo!