Camiones eléctricos por las carreteras de Suecia

Mar
22
2013

La creciente preocupación medioambiental surgida en Europa en las últimas décadas, motivó a los gobiernos a poner en marcha una serie de normativas para limitar y reducir las emisiones contaminantes de los vehículos a motor, en especial, la de los más pesados.

La Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer advierte que el gasóleo, combustible de la mayoría de vehículos pesados, es más contaminante que la gasolina. De hecho, los camiones de alto tonelaje generan el 50% de las emisiones de NOx, partículas que pueden causar enfermedades respiratorias, cardiovasculares y otros problemas de salud. Además, este tipo de transporte emite grandes cantidades de gases de efecto invernadero (GEI), causantes del cambio climático.

Por otro lado, según el último estudio de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA), la contaminación producida por los vehículos para el transporte de mercancías cuestan entre 43.000 y 46.000 millones de euros al año a los estados de la Unión Europea.

Debido a estos datos, el pasado 1 de enero, se aprobó la nueva normativa europea para la reducción de la contaminación en las ciudades. La llamada Euro 6 obliga a los fabricantes de camiones a ofrecer a los clientes motores menos contaminantes. Esta reglamentación, que entrará en vigor para los nuevos vehículos pesados a partir de 2014, prevé reducir a la mitad las emisiones de partículas y un 80%, las emisiones de óxido de nitrógeno.

Los vehículos eléctricos son una de las opciones más interesantes para sustituir a los transportes con motor de combustión interna. No producen emisiones contaminantes y esto los hace especialmente interesantes en las zonas urbanas. Entre sus características, destaca:

•    Es totalmente silencioso: no tiene un motor de explosión lo que disminuye el nivel de decibelios en las ciudades.

•    Estar alimentados por batería la recarga, la cual se hace a través de la conexión a la red eléctrica. Recarga que se podría llevar a cabo por la noche, aprovechando el tiempo que los vehículos “duermen” en los aparcamientos.

•    Favorecen el uso de energía limpia y muy eficiente gracias a la electricidad.

Los camiones eléctricos son ya una realidad. Suecia ha apostado por los beneficios que puede aportar este tipo de transporte y ha puesto en marcha un proyecto piloto organizado por Scania con tecnología de Siemens. Los camiones incorporan un pantógrafo en sus techos que conectaría directamente con una red de catenarias que surtirían de electricidad a los vehículos de alto tonelaje. Gracias a ello, se aportaría la energía suficiente para que funcionasen sin usar combustibles fósiles.

El sistema híbrido de Scania puede ser alimentado, además de por cables, por inducción. Esto facilita el transporte de los camiones en las carreteras que no puedan instalar la red de catenarias.

Suecia puede convertirse así en el primer país en contar con carreteras eléctricas y ser un ejemplo a seguir para reducir las emisiones contaminantes y tener un futuro más sostenible.

Comentarios

Se el primero en comentar.

Deja un comentario

¡Compártelo!