Movilidad sostenible: los deportivos eléctricos

Dic
12
2012

El transporte de personas y mercancías es una de las bases del crecimiento económico pero, también, representa la cuarta parte de las emisiones de gases de efecto invernadero y el 36% del consumo de energía en España. La contaminación del aire que respiramos se debe, en gran parte, a los gases y partículas emitidos por los vehículos que circulan en el interior de las ciudades o en los trayectos interurbanos. Por ello, se hace necesario que las ciudades comiencen a adoptar medidas que mejoren la eficiencia y reduzcan los niveles de polución.

El concepto de movilidad sostenible se vincula a las nuevas tecnologías desarrolladas en el sector de la automoción a lo largo de las últimas décadas para reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera. El coche eléctrico es una de las opciones más interesantes para sustituir los vehículos con motor de combustión interna. No producen emisiones contaminantes en el punto de utilización y esto los hace especialmente interesantes en las zonas urbanas. Entre sus características, destaca:

•    Es totalmente silencioso: no tiene un motor de explosión lo que disminuye el nivel de decibelios en las ciudades.

•   Estar alimentados por batería la recarga, la cual se hace a través de la conexión a la red eléctrica. Recarga que se podría llevar a cabo por la noche, aprovechando el tiempo que los vehículos “duermen” en los aparcamientos.

•    Favorecen el uso de energía limpia y muy eficiente gracias a la electricidad.

Sin embargo, este objetivo no debe mermar la búsqueda de nuevos modelos y diseños en los vehículos. La sostenibilidad pasaría por el respeto al medio ambiente sin la pérdida de calidad y altas expectativas del usuario. En este sentido, un gran número de compañías están empezando a tomar consciencia de ello y están desarrollando vehículos eléctricos dentro del sector de lujo. Estos son los llamados deportivos eléctricos que combinan velocidad, potencia y elegancia de manera sostenible y eficiente.

Un claro ejemplo es el nuevo deportivo eléctrico Furtive eGT. El vehículo, fabricado por Exagon en colaboración con Siemens, cuenta con dos de los motores más ligeros y compactos del mercado de tan sólo 52 kg. Gracias a la innovación tecnológica de Siemens, cada motor produjo 148 kilovatios de potencia, lo que supone alcanzar los 402 CV. Esta alta densidad de potencia se combina con una eficiencia de conversión de hasta 97%.

Además, el deportivo Furtive eGT tiene una aceleración de cero a cien kilómetros por hora en 3,6 segundos y una velocidad máxima de 287 kilómetros por hora (178 mph). La autonomía del eGT es de hasta 400 kilómetros, dependiendo del estilo de conducción empleado. La instalación de un “Range Extender” permitirá que el deportivo eléctrico pueda cubrir más de 800 kilómetros. Una característica especial del eGT es la transmisión de tres velocidades que se combina a la perfección con la estrategia de control de Siemens para un rápido desplazamiento.

Potencia y eficiencia se reúnen en este deportivo eléctrico que combina el rendimiento excepcional de un deportivo con la comodidad de un gran turismo en el uso diario.

Comentarios

Se el primero en comentar.

Deja un comentario

¡Compártelo!