Una China más verde: Sun-Moon Masion

Ago
10
2012

El crecimiento imparable de la población y urbanismo en China ha generado importantes problemas de contaminación en sus principales ciudades. Según un estudio conjunto de la Agencia de Cálculo Medioambiental de Holanda y el Centro de Investigación de la Comisión Europea, los niveles de contaminación chinos rondan ya el 29%, superando en trece puntos porcentuales a gigantes como EEUU.

Edificio Sun&Moon Masion Fuente: www.himin.com

Los esfuerzos de Pekín por reducir las emisiones no son tibios. China defiende hace años un crecimiento científico más centrado en la ecología. El consumo energético por unidad de PIB se redujo en un 20% en el 2010 (respecto de los niveles del 2005) y el plan quinquenal en curso, que estimula el uso de las energías limpias, prevé rebajarlo otro 16%.

En este sentido, China ha comenzado a instaurar medidas sostenibles que adapten sus instalaciones en el uso de energías limpias. De este objetivo, nace la iniciativa Solar Valley, actualmente, el espacio más grande para la investigación y desarrollo de la energía solar del mundo. El elemento principal de este “valle de la innovación solar” es el edificio Sun-Moon Masion, estructura semicircular que aprovecha todos los beneficios de este tipo de energía.

Situado en la ciudad de Dezhou, provincia de Shandong, el Sun-Moon Masion es el edificio más grande del mundo que utiliza energía solar para abastecerse. Con una superficie total de 75.000 m2, el complejo combina la utilización integral de la energía solar con las tecnologías de ahorro más avanzadas en campos como el suministro de agua caliente, calefacción y refrigeración, que aumenta su eficiencia en un 88%.

Su estructura ayuda al aprovechamiento de la energía fotovoltaica. Gracias a estar rodeada de ventanales, durante el día, el edificio atrapa el calor y capta la luz natural. La capa superior es de cristal negro con incrustaciones de BIPV (módulos fotovoltaicos integrados), los cuales sirven para generar y conservar la energía así como emitir luz durante la noche. Actualmente, el edificio tiene cinco sistemas de generación de energías fotovoltaicas conectadas a su red eléctrica, que, además de ofrecer la iluminación exterior del edificio, proporcionar energía para dar luz al interior de las salas, produciendo 30.000 kilovatios/hora anualmente.

Además de estos datos, el Sun-Moon Masion destaca en:

•    Ahorro de electricidad de un 70%.

•    Ahorro del 60% en calefacción y refrigeración.

•    Integrando todas las medidas adoptadas, se consigue reducir 8,762.4 toneladas de emisiones contaminantes.

•    Está armado por tecnologías verdes tanto por dentro como por fuera. Por ejemplo, el cristal desarrollado por Himin, es una piel aislante e insonorizante que inhibe la formación de escarcha o rocío.

Su aspecto se basa en la pictografía “Sol” y “Luna” de la antigua China. En la azotea, hay un disco solar que conecta los cuatro edificios, formando un “patio cuadrilátero”, haciendo que la instalación de componentes solares sea mucho más fácil. Su esquema de diseño refleja su carácter innovador, el rasgo distintivo de esta construcción solar.

Comentarios

Se el primero en comentar.

Deja un comentario

¡Compártelo!