Una i pequeña puede hacer grandes cosas

Dic
3
2013

Cuando hablamos de I+D muchas veces nos olvidamos de añadir “+i”, que va en minúscula, pero no por ello es menos importante. La innovación aún tiene mucho que decir en ámbitos como la tecnología, el marketing, la distribución, el diseño, la medicina… Y no siempre se trata de buscar nuevas herramientas para innovar, sino de hacer cosas distintas con las que ya disponemos. La innovación, eso sí, necesita un modelo en el que confluyan la tecnología, el negocio y la realidad social.

La situación actual es muy propicia para dejarse llevar por el espíritu innovador y para seguir invirtiendo en I+D+i, ya que es esta la mejor manera de diferenciarse de los competidores y convertir nuestro negocio en una empresa más rentable. Poco a poco estos mensajes van calando en los gobiernos y empezamos a ver los resultados: en los presupuestos de 2014, en los que se ha incrementado la partida total destinada a I+D+i en un 3,5%.

En Siemens siempre hemos mantenido un espíritu innovador que ha dado como resultado ideas rompedoras y pequeñas evoluciones. Las cifras nos avalan: 30 inventos al día (más que las patentes de España) y 4.400 millones invertidos en I+D+i sólo en 2013. En este blog os hablamos a menudo de nuestros proyectos más punteros, como el software PLM, también conocido como el arma secreta de la escudería Redbull; los avances en el ámbito ferroviario o la tecnología para conseguir ciudades más sostenibles. Son sólo algunos ejemplos de los muchos que llevamos a cabo en los cuatro sectores en los que estamos presentes: Energía, Sanidad, Industria e Infraestructuras y Ciudades.

Pero, el primero en dar el pistoletazo de salida fue nuestro fundador Werner von Siemens, inventor del primer indicador telegráfico y de la primera locomotora eléctrica, entre otras cosas. El punto de partida de 160 años de apuesta por nuevas ideas e inventos revolucionarios que han cambiado el mundo. Desde el dinamo hasta la turbina de gas más eficiente y más grande del mundo. Desde la primera bombilla comercial hasta el diodo emisor de luz (LED) blanco luminiscente. Desde los primeros controles electrónicos hasta la fábrica inteligente. Desde el primer tranvía eléctrico a los smart trains, capaces de aprovechar la energía de frenada. Y desde las primeras imágenes del interior del cuerpo humano al escaneado corporal completo en 3D.

innovacion

Todo un historial de innovaciones que se mantiene hasta nuestros días y que debe servirnos a todos para invertir en nuestro futuro y diseñar que tipo de país queremos ser.

plm

Siemens

160 años de apuesta por nuevas ideas e inventos revolucionarios que han cambiado el mundo

Related Post

Comentarios

Se el primero en comentar.

Deja un comentario

¡Compártelo!