Viento en popa a toda vela hacia la innovación en el sector naval

Feb
14
2014

Diferentes expertos coinciden en que una de las claves para la recuperación económica de España es la reindustrialización de nuestro país. El sector naval, motor industrial representativo de la economía española durante décadas, es una pieza fundamental de este entramado y por eso vamos a hablar de él en el post de hoy.

Este sector se define como una industria de síntesis, lo que significa que sus productos no son fabricados en serie, sino de forma individual, por lo que cada uno es único, requiere un largo periodo de construcción y tiene un alto valor añadido. Estas características hacen que el número de proyectos en marcha sea reducido y que exista una fuerte competencia internacional.

Uno de los aspectos más importantes a la hora de afrontar esta situación es la inversión en I+D+i, que resulta fundamental a la hora de conseguir una industria competitiva. Contar con la tecnología más puntera y avanzada es un elemento diferenciador que permitiría al sector naval situarse un escalón por encima de sus competidores y llegar a ser un exportador de innovación.

Foto buque Juan Carlos I

Siemens, que lleva más de 130 años especializándose en el diseño, fabricación y puesta en marcha de buques civiles y militares más eficientes y fiables, se ha convertido en un gran aliado para el desarrollo naval de España.

La compañía ha participado en diversos proyectos navales como el Buque de Proyección Estratégica Juan Carlos I. Un buque multipropósito que fue fabricado en el astillero de Navantia y adquirido por la Armada Española.

El Juan Carlos I es una referencia a nivel mundial por poder llevar a cabo, de forma no simultánea, cuatro tipos de misiones:

  • Aéreas.
  •  Anfibias.
  • Transporte de tropas, vehículos y carga.
  • Atención sanitaria y ayuda humanitaria.

Para cada una de ellas el buque debe configurarse de forma diferente combinando sus distintas capacidades y esto es posible gracias a un sistema de propulsión (sistema eSIPOD de Siemens) con dos características fundamentales: flexibilidad y maniobrabilidad en todo el rango de velocidades.

A día de hoy, Navantia está construyendo dos buques anfibios para la Armada Australiana. El astillero nunca hubiese conseguido estos proyectos sin una diferenciación basada en la innovación, por tanto esperamos que sea el primero de muchos casos y que el sector naval español recupere peso en nuestra economía.

banner_estudio_191    “Claves de la Competitividad de la Industria Española

Related Post

Comentarios

  1. Eduardo Sánchez Velasco
    3 Junio, 2014

    Leave a Reply

    Como muy bien se dice al comienzo del post la recuperación de la nación pasa por la reindustrialización del país.

    Debemos para ello utilizar tanto los recursos humanos, que por cierto tenemos una materia prima excepcional esperemos que no tengan que salir fuera más cerebros, como la inversión en i+d+i, esa sinergia es VITAL.

    Espero que no se demore mucho por el bien del país que se acometan planes concretos y bien definidos para que esta necesidad de reindustrialización se lleve a cabo lo antes posible.

Deja un comentario

¡Compártelo!